Dos policías de Tulsa acusado de cargos criminales

Published On November 2, 2021 » 1375 Views» Local Tulsa

Dos elementos de la policía de Tulsa están acusados de complicidad en un delito grave, se trata del Teniente: Marcus Harper y el Oficial: Ananias Carson, la acusación fue dada a conocer por el propio Jefe del Departamento de Policía de Tulsa y por el El fiscal del distrito 12 Matt Ballard quien  fue asignado al caso después de la recusación del fiscal de distrito del condado de Tulsa.  Según el jefe de la policía los cargos criminales contra Marcus Harper y Ananias Carson  surgieron de una investigación sobre la  entonces oficial Latoya Dythe, quien se declaró culpable de comprar ilegalmente un arma para su novio el año pasado. El Jefe la policía dijo que en ese momento no pudo compartir información sobre los otros dos oficiales vinculados a esa investigación. Según los informes,  el fiscal Ballard fue designado en el momento en que se inició una investigación separada sobre los otros agentes de policía de Tulsa. Ambos agentes  que habían estado de licencia con sueldo en espera del resultado de la investigación, ahora están de licencia administrativa sin sueldo, incluso se adelantó  estaban trabajando para realizar arrestos en el caso. Marcus Harper se unió a la policía de Tulsa  en enero de 1995 y fue ascendido en 2012 a teniente; se desempeñaba como supervisor de la unidad responsable de la recopilación de pruebas en las escenas del crimen en tanto  el oficial  Ananias Carson se incorporó a TPD en agosto de 2006. El Tetiente  Harper está casado con la concejal municipal de Tulsa, Vanessa Hall-Harper.    Según documentos de la corte , el teniente Harper y el oficial Carson fueron llamados a la casa de la ex oficial de TPD Latoya Lisa Dythe después de un tiroteo ocurrido  cerca de las calles  61 y Peoria que involucraba a Edward Townsell y Jonathan Jones. La declaración jurada indica que Jones estaba en la casa de Dythe con el arma utilizada en el tiroteo cuando llegaron los dos oficiales. Harper y Carson sabían de la participación de Jones, pero no denunciaron el crimen y aconsejaron a Dythe que no le dijera a nadie que estaban presentes en el apartamento.