Un reclamo médico desató la matanza de dos doctores una asistente y un paciente en hospital del sur de Tulsa.

Published On June 2, 2022 » 789 Views» Local Tulsa

La policía de Tulsa confirma que  Michael Louis hombre que abrió fuego dentro del consultorio de un médico el miércoles, acabando con la vida de cuatro víctimas antes de quitarse la suya, estaba buscando  a un médico al que culpó por su dolor de espalda. el tirador, Michael Louis, se sometió a una cirugía de espalda hace dos semanas y se quejó de un dolor constante, por lo que buscó tratamiento adicional.  Michael Louis volvió a ver a su cirujano ortopédico, el Dr. Preston Phillips, el martes y llamó en busca de más tratamiento el miércoles antes de volverse loco, se sabe    encontraron una carta de Louis, en la que  decía que tenía la intención de matar a su cirujano y a cualquiera que se interpusiera en su camino. Las otras víctimas mortales son la Dra. Stephanie Husen,  la recepcionista Amanda Glenn y William Love un paciente,   el tirador entró en el consultorio del médico, en el segundo piso del edificio Natalie en el campus del hospital Saint Francis, cerca de la calle 61 y Yale, con un rifle semiautomático estilo AR-15  y una pistola semiautomática el tirador  compró el rifle a las 2 p.m. miércoles, menos de tres horas antes de comenzar su matanza en tanto que la pistola fue comprada durante el fin de semana en una casa de empeño local ambos obtenidos legalmente

LA POLICIA DE TULSA FUE MUY RAPIDA EN ACUDIR A LA LLAMADA DE EMERGENCIA

La primera llamada al 911 llegó a las 4:53 p. m.  y los oficiales llegaron a las 4:56 p. m. Mientras los agentes avanzaban por el edificio de consultorios , escucharon un disparo, se cree  fue el disparo donde Michael Louis se quitó la vida,  Varias personas fueron rescatadas, incluida una mujer que se escondió debajo de un escritorio a los pies del sospechoso muerto. El alcalde de Tulsa GT Bynum  dijo hoy que  “Nuestro enfoque en este momento es el duelo”,  pues dice “El tirador está muerto. La amenaza que trajo a al hospital terminado”.  Y pidió a los habitantes de Tulsa que se unieran a los héroes en el Sistema de Salud de Saint Francis.  “No es suficiente decirle al equipo de Saint Francis lo agradecidos que estamos por ustedes”, dijo. “No hay nada que podamos decir que haga que el dolor desaparezca, pero caminaremos con ustedes en cada paso del camino.